6/12/2009

SALMO 5: No eres un Dios que ame la maldad


-->
DE/: SALMOS 3
SALMO 5: No eres un Dios que ame la maldad

1Al maestro de coro; con flautas. Salmo de David.
2
Esucha mis palabras, Señor, atiende a mis gemidos,
3
oye mi grito suplicante, Rey mío y Dios mío;
porque a ti te estoy invocando.
4
Señor, por la mañana escuchas mi voz;
por la mañana me dirijo a ti y me quedo esperando.
5Tú no eres un Dios que ame la maldad;
el malvado no encuentra refugio junto a ti,
6
ni el necio resiste tu mirada. Tú odias a los que hacen el mal;
7
haces perecer a los mentirosos,
al hombre sanguinario y traicionero lo detesta el Señor.
8Pero yo, por tu gran amor, entraré en tu casa;
me postraré en tu santo templo con toda reverencia, Señor.
9Guíame, Señor, con tu rectitud, porque tengo enemigos;
haz que siga tus caminos.
10
En su boca no hay sinceridad, su corazón es perverso;
su garganta es un sepulcro abierto;
su lengua está llena de adulaciones.
11
Castígalos, oh Dios, que fracasen sus planes;
expúlsalos, por sus muchos crímenes,
por haberse rebelado contra ti.
12 Que se alegren los que se refugian en ti,
y su alegría sea eterna;
protégelos, y se llenarán de gozo los que te aman.
13
Porque tú, Señor, bendices al justo,
y como un escudo lo protege tu favor.

1 comentario:

Jose Gamaliel Che dijo...

Amén.

Curioso que habiendo sido escrito hace ya tiempo, lo encuentre ahora que lo necesito. Ley de la Atracción? Casualidad? Ayuda divina? Realmente no lo sé... Pero gracias por el post. Que Dios te bendiga y escuche tu oración.